No va de eficiencia, va de personas

it is about people

¿Quién soy yo para decirte nada sobre como ser un buen profesional? No soy un entrenador personal, ni un especialista en Recursos Humanos, tampoco un Gurú ni mucho menos ningún tipo de Evangelista. Sencillamente soy un Diseñador de Producto que intenta dar lo mejor de si en cada esfera de mi trabajo, disfrutar cada proyecto y aprender tanto como pueda en el camino. Un gran parte de mi trabajo se basa en construir mejores experiences y enriquecer la relación entre un producto y las personas que lo usa, y con este artículo solo busco compartir algo que he aprendido durante mi carrera, algo que creo, es muy sano recordártelo día a día:

No quiero ser un trabajador eficiente, quiero ser un buen profesional.

Haz tu trabajo

Conoce el producto, conoce a tus usuarios, conoce tus competidores, haz muchas preguntas, aprende a leer y analizar datos, monitor todo, identifica posibles pain points y oportunidades. Sé consciente de los recursos con los que cuentas, mantente afilado y actualizado sobre tu campo, nuevas herramientas, métodos, tendencias tecnológicas, la situación geopolítica. Se claro sobre tus objetivos, fechas de entrega y cambios en el mercado que puedan afectar a tu producto, prueba nuevas apps, mantente activo en las redes sociales, lee tantos libros y artículos como puedas, escribe alguno de ellos, colabora con Directores de Producto y Programadores,…

La lista de cosas que puedes hacer para ser un un profesional eficiente puede extenderse mucho más, y podría pasarme tres artículos escribiendo sólo sobre esto. Es cierto que un buen profesional debe conocer y dominar algunos de estos puntos (y más), y a pesar de parecer una lista complicada, cuando disfrutas tu trabajo, terminas haciendo todo esto de forma completamente natural, y lo disfrutas. Esto es algo bueno y es importante, antes que nada necesitas saber como hacer tu trabajo, pero no te equivoques, si quieres ser un buen profesional, esto no va de números y de eficiencia solamente, va de personas.

Sé una buena persona

Si hay algo que encuentro de alto valor en cada perfil profesional son sus habilidades interpersonales. Como profesional no necesitas dominarlas a la perfección y ser “el alma de la fiesta”, pero sí que debes contar con ellas, al menos en un nivel básico. Me gusta trabajar con personas con grandes ideas y egos pequeños, que te miran a la cara cuando les hablas y que son capaces de sonreír o al menos pestañear.

YPuede que lo sepas todo sobre los números, la naturaleza y los detalles del producto, pero nunca serás un buen profesional si no cuentas con el factor humano. Al final del día, trabajas con personas, construyendo un producto para personas. Si pasas este punto por alto, puede que aún seas un trabajador eficiente y de alto rendimiento, pero nunca serás un buen profesional.

“Al final del día, trabajas con personas, construyendo un producto para personas. Si pasas este punto por alto, puede que aún seas un trabajador eficiente y de alto rendimiento, pero nunca serás un buen profesional.”

¿Cómo puedes hacer esto?

Si en tu equipo o en tu empresa están buscando nuevas caras, dale a este punto más peso, necesitas crear un equipo saludable con personas que hagan su trabajo, y que lo hagan bien, pero que al mismo tiempo lo disfruten y estén abiertos a aprender unos de otros. Puede tomar semanas aprender a utilizar una nueva herramienta o como leer y analizar ciertos datos, pero puede tomar una vida para algunos aprender sobre empatía, humildad y trabajo en equipo. Si no le das el valor necesario al tipo de persona que buscas incorporar a tu equipo, puedes terminar eliminando buenos candidatos, y lo que es peor, contratando a gente no adecuada para conseguir un buen equipo. A la larga, con un equipo formado solo por trabajadores eficientes, lo que puedes obtener es una batalla de egos, lo cual lleva a una toma de decisiones errónea en cada área y a un producto que puede terminar, por ende, en la mediocridad.

Conoce a tu equipo, no necesitas convertirte en el mejor amigo de cada uno, pero conoce sobre ellos, y deja que te conozcan a ti. Cuales son sus hobbies, preferencias musicales, deportes que practican, qué les interesa, etc. Aprende sobre sus historias personales y su background cultural. Puede que te sorprenda descubrir que Aron, el siempre serio programador polaco toma clases de Swing cada día después del trabajo, o que Maria, tu jefa, toca el ukulele y le encanta surfear. En resumen, construye relaciones con las personas con las que trabajas, no con sus títulos. Esto no es solo algo que todo buen profesional debería hacer por el bien de su vida social, sino por construir un equipo y un producto mejor.

Concluyendo, sigue trabajando duro y disfruta lo que haces, pero por favor, sé un buen profesional, sé una buena persona.

El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos – Michael Jordan

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.